Uno, dos o tres platos: ventajas e inconvenientes para el ciclista

¿Te acuerdas de cuando todos usábamos las Bicicross o las Motoreta? Era raro ver una bici con marchas ¿verdad?  No había que pensar mucho, o escogías una u otra. Eso, claro, hasta que llegaron las primeras bicicletas de montaña y nuestro universo dio un giro radical. Ahora el mercado se satura de opciones, y uno de los dilemas que se presenta hoy a la hora de adquirir una bici es el de los desarrollos. Uno, dos o tres platos. Te contamos las diferencias, ventajas e inconvenientes. 

uno-dos-o-tres-platos-en-la-bicicletaComo decimos, el mundo de la bici experimenta un proceso de cambio y evolución vertiginoso. Cada año salen infinidad de novedades que modifican por completo el concepto de la bicicleta y definen con precisión adaptativa las exigencias de cada modalidad y hasta la forma de pedalear y el estado de forma de cada usuario.

Recientemente nos han sorprendido con la aparición del nuevo piñón OneUp de 50 dientes para transmisiones monoplato, y con el sistema Vyro, que cambia de plato sin usar desviador. No sabremos si tendrán buena aceptación, el caso es que ahí están, engrosando las opciones que ofrece el mercado.

Y hablando de esto de los cambios, de un tiempo a esta parte, asistimos a un dilema a la hora de elegir qué combinación nos viene mejor desde que el famoso y único 3×9 (3 platos y 9 piñones) diera paso a otras combinaciones con dos y hasta con un plato con diferentes piñones (10 y hasta 11), e incluso con diferente cantidad de dientes. Menudo jaleo ¿no?

Qué es el desarrollo en una bicicleta

Antes de ‘entrar en harina’ sobre la elección de tener una bici con uno, dos o tres platos, hay que hacer unas aclaraciones básicas sobre un concepto clave: para comprender cómo funciona la transmisión en una bicicleta hay que saber qué es el desarrollo.

Cuando alguien te pregunta ¿qué desarrollo llevas? se está refiriendo a qué combinación de plato y piñón estás usando en un determinado momento.

[Tweet “El desarrollo en una #bicicleta se traduce en qué combinación de plato y piñón se utiliza”]

Así, ir con un desarrollo u otro genera una proporción entre las vueltas de la rueda y las que da el pedalier, lo que se traduce en la distancia que avanza una bici por cada vuelta completa de pedal, es decir, con este plato y este piñón recorro x distancia en una vuelta de pedal.

De este modo, si llevo un plato grande hará avanzar la bicicleta más distancia que uno plato pequeño, pero tendremos que hacer un mayor esfuerzo de nuestras piernas para moverlo. Por otra parte, con un desarrollo pequeño tendremos que dar más vueltas de pedal para avanzar esa misma distancia, aunque nos costará un esfuerzo menor.

No hace falta sacarse un carné de conducir para aprender esto, basta con subirse a una bici y aplicar el sentido común.

NOTA. Debes tener en cuenta que los desarrollos grandes (platos más grandes) suelen usarse para llanear y meter velocidad a la bici, mientras que los desarrollos pequeños suelen ponerse para subidas (en ambos, combinaremos cada plato con los diferentes piñones en función de nuestras necesidades y del terreno en que estemos pedaleando). 

Uno, dos o tres platos

Ahora que tenemos claro qué es esto de los desarrollos, vamos a desgranar cada una de las tres opciones que ahora mismo ofrece el mercado a la hora de elegir entre una u otra bicicleta. Seguro que con estas pautas no tendrás tantas dudas sobre lo que realmente necesitas según tu condición física, tu manera de pedalear y tus preferencias. Acierta en tu elección.

cambio de tres platos tradicionalTres platos

Hasta hace bien poco, todas las bicicletas montaban tres platos -22/32/42 (esto hace referencia la número de dientes de cada plato) con un casette de 9 piñones (11/32, once dientes el pequeño y 32 el más grande)-.

Esta combinación ha sido la más habitual en bicis de montaña por su versatilidad. Gracias a ello, se puede conseguir un desarrollo que permita subir grandes cuestas sin mucho esfuerzo, así como rodar a gran velocidad (por encima de los 40km hora).

Bien es cierto que los tres platos van desapareciendo debido a las nuevas tendencias. Aún así, podemos hablar de ventajas e inconvenientes.

Ventajas

-Te da más opciones de cambio, es más versátil. Con los tres platos puedes rodar prácticamente por cualquier terreno, aunque no seas precisamente un ‘Indurain’.

-En cuestas con gran desnivel siempre tiene ese plus que te da margen a llevar una cadencia más cómoda.

Inconvenientes

-Un plato más, aporta un peso extra que tendremos que mover con la bici, claro.

-Al cambiar de platos, la mecánica es más agresiva, y los cambios no son tan suaves.

-Las piedas de la transmisión sufren más y se desgastan más rápidamente.

-Al haber tantas velocidades a elegir, cuesta más encontrar el punto adecuado a tus capacidades, tu cadencia óptima.

No se aprovechan todas las marchas. No puedes poner plato grande con el piñón más pequeño, y viceversa, ya que la cadena irá cruzada y sufrirá mayores fuerzas de torsión, con lo que es posible que tu cadena se rompa o se estire mucho antes de lo necesario.

-Incremento de lo que se conoce como factor Q.

Factor Q: es la distancia que hay entre los pedales. Al haber tres platos, esta distancia es mayor que si hay dos o un solo plato. A mayor distancia, menor eficiencia de pedalada. 
Resumiendo: los tres platos en la bicicleta son buenos para gente con poco nivel físico y que quiera tener desarrollos para cualquier tipo de situación. Gran adaptación al terreno pero mayor peso y más probabilidad de problemas técnicos.

Dos platos

transmision de dos platos en bicicletasSe empezaron a introducir en el mercado hace unos años y ahora mismo todas las bicicletas de gama media-alta vienen con este montaje.

Más habitual en bicis de carretera, para los bikers de montaña no ha sido complicado adaptarse porque cuenta con unas cuantas ventajas. Han llegado para quedarse.

Normalmente se monta con 10 piñones, aunque Shimano ha sacado como novedad esta temporada 2016 un 2-11.

Ventajas

-Hay más espacio entre los platos y el suelo, con lo que evitamos golpear el plato grande al pasar por piedras y obstáculos.

-Por supuesto, pesa menos al llevar un plato menos.

-Los cambios entran de una forma más suave, menos brusco, con lo que el desgaste es menor.

Mayor durabilidad, como decimos, sufre menos desgaste.

-Con los dos platos sí se aprovechan todas las marchas.

-Sigue siendo muy versátil en cuanto a la elección de cadencias de pedaleo en función del terreno por el que se rueda.

-El factor Q es menor que en los tres platos.

Inconvenientes

-Hay que estar más en forma para usar un doble plato, especialmente en subidas. El triple plato aquí es más eficaz. Quizá pierdas algo de capacidad para subir rampas, aunque puedes elegir montar un plato pequeño de entre 22 y 24 dientes, que combinados con un piñón de 36 te proporciona un avance de 1,5 y 1,6 metros -muy parecido a los tres platos-.

Resumiendo: apto para todos los públicos con 10 u 11 piñones. Menos peso, menos averías y mejor aprovechamiento de las posibles combinaciones. Al elegir hay que tener muy en cuenta los dientes de tu transmisión.
NOTA: *En Biciclaje opinamos que si tu rueda es 26”, lo ideal sigue siendo llevar tres platos. Independientemente de las velocidades traseras que lleves. O bien montar dos platos pero con un plato grande (40-42) para evitar quedarte colgad@ en los llanos.

Un plato

Es la gran innovación del mercado que se utiliza hasta ahora especialmente en competición. Sin embargo, cada vez son más los aficionados que prueban a instalar esta transmisión. Existen dos posibilidades: con 10 piñones y 11.

Es cierto que 1-10 debemos limitarlo a personas que estén altamente entrenadas. El desarrollo es fuerte en todo momento y se necesita mucha fuerza en las piernas y un buen fondo físico, sobretodo en grandes desniveles.

Sin embargo el 1-11 (que suele montar un plato de 30 en 29”, y uno de 32 en 27.5”), no se requiere un gran fondo físico del ciclista porque los piñones son 10-42, que permiten mucha movilidad y una buena adaptación a las necesidades del terreno, ya que se pueden usar todos porque aquí sí que no hay problema de que se cruce la cadena. El aprovechamiento es total. Hay 6 opciones de plato (28, 30, 32, 34, 36 y 38) aunque lo habitual es ponerlo de 30T para las de 29”, 32T para las 27.5” y de 36T en las de 26”.bielas y un solo plato transmision de bicicleta

Ventajas

– El plato tiene dientes más largos y alterna un diente ancho y uno estrecho para introducirse bien en la cadena, y evitar “chupados de cadena” ya que en esta transmisión no existe desviador.

– Pesa mucho menos porque no sólo eliminas uno o dos platos sino que además la cadena tiene menos eslabones, no hay desviador, hay menos cables y eliminamos un  pulsador. La diferencia de peso es realmente notable.

– Se disminuye el Factor Q  lo que mejora la eficiencia de pedaleo.

-Hay muchos menos fallos mecánicos.

-Requiere de mucho menos mantenimiento que los otros.

Incovenientes

-La bici es menos versátil y no se adapta tan bien a todo tipo de terreno, aunque todo está en función del físico del ciclista.

-A pesar de que es un sistema más simple, es el más caro. Por este motivo, y dado que el futuro tiende al uso del monoplano, SRAM ha sacado el nuevo grupo bautizado como “GX”. Mucho más económico que sus hermanos mayores el Sram XX o X0 y X01, aunque no competitivo en peso pero sí en prestaciones.

Resumiendo: si tienes mucha fuerza y vas a competir en XC lo mejor es 1-11. Si practicas de forma habitual mtb pero sin competir ni machacarte, necesitas un 1-11. Incluso si lo que haces es salir con la familia los domingos a dar una vuelta por el parque más cercano a tu localidad lo mejor 1-11. Ganarás en ligereza de la bici y sobre todo simplificarás el mantenimiento y las posibilidades de avería, lo que a la larga te supone también un ahorro económico.

Como ves, el ciclismo está abriendo las puertas a una nueva era, especialmente en cuanto a transmisiones se refiere. En Biciclaje puedes encontrar variedad de bicicletas nuevas de la temporada 2016 con estas opciones, algunas de ellas económicas dentro de la gama en la que se encuentran: Merida Ninety Six 9000E XTR 2×11 Vel. Electrónico, Merida Ninmety-Six Tema con XX1 1×11 y Merida Big nine team issue 1×11 con GX por menos de 2.000 euros.

* Todo lo que has leído aquí es nuestra opinión personal del equipo de Biciclaje. Cualquier opinión en contra o a favor será bienvenida. ¿Qué sistema usas tú? ¿Cuál te gusta más? ¿Cuál crees que se impondrá? ¿Qué recomendarías?
Formas de Venta