Rutas nocturnas en bici: consejos para que ruedes con seguridad

rutas nocturnas consejos para tu seguridad

Si estás aquí es porque eres un vehemente de la bici. Y justo ahora, cuando llega el estío, los días son más largos y las noches más templadas, muchísimos bikers comienzan la temporada de un tipo de salidas en bici muy peculiar, que mucha gente puede interpretar como locura. Estamos hablando de las rutas nocturnas en bici. Desde Biciclaje te damos unos consejos para que no dejes nada al azar si quieres empezar en esta aventura de rutear de noche. 

La noche es la mitad de la vida y la mejor mitad“. Para Goethe, autor de esta frase, no debía haber barreras entre la noche y el día porque le parecían horas en las que también se podían hacer muchas cosas. Seguro que si le hubiese tocado vivir en el XXI, este escritor alemán hubiera sido un apasionado de las rutas nocturnas en bici ¿no crees?

Y es que salir de ruta por la noche es una experiencia única y muy diferente a lo que hacemos habitualmente cuando salimos a pedalear durante las horas de luz.

[Tweet “Las #rutasnocturnas en bici ofrecen una experiencia muy diferente a cuando sales durante el día”]

Sí que es verdad que tiene cierta connotación de riesgo pero, a la vez, fusiona la sensación de silencio en medio de lugares que percibes de una manera muy diferente a cuando hay sol, con el aire romántico de pedalear bajo un manto de estrellas. De verdad que merece la pena!

A ver, no vayas a pensar que esto de la ruta nocturna se parece a los after hours, no, en absoluto. No hay que salir a las 3 A.M. Lo ideal es planificar la ruta para comenzarla antes de que caiga el solo. Así tu vista se irá adaptando al cambio de luz.

Consejos para hacer una ruta nocturna en bici

Por supuesto, lo que necesitas primero es despojarte de la idea de que por la noche no se puede rodar en bici por el campo. Por suerte, cada vez hay más dispositivos lumínicos que nos hacen la vida mucho más fácil, y justo por ahí es por donde debemos empezar: el complemento necesario.

rutas nocturnas en bicicleta-consejos

1.- Las luces

Según por donde salgas de ruta, habrá más o menos luz en el recorrido. Si vas al campo, la ausencia de luz es total, de manera que conviene extremar las precauciones y adquirir lámparas potentes para poder rodar con la mayor seguridad posible.

Según la normativa de la Dirección General de Tráfico, una bicicleta por la noche debe llevar una luz blanca en la parte delantera y una luz roja de posición en la trasera. Además de otros dispositivos reflectantes en la ropa, calzado, mochila o catadióptricos en pedales o radios. No cumplir la norma puede suponer una multa de 80 euros

luz para rutas nocturnas en biciLas lámparas led son las más aconsejables. La que incorpores al manillar debe tener al menos 1.000 lúmenes y regular su intensidad (en función del sitio por el que circules). En el mercado hay muchísimas opciones, pero cuando tengas una, comprueba antes en casa el rendimiento y duración de las baterías.

En Biciclaje trabajamos con las marcas Cateye y XLC, pero si quieres algo de calidad para hacer rutas nocturnas en serio, quizá te interesen las Riders, con dispositivos que arrojan hasta 12.ooo lúmenes (aún no tienen web, pero si te interesan, puedes venir a la tienda o preguntarnos).

Según por dónde vayas, trata de regular la intensidad de las lámparas. En zona urbana y carreteras, las luces de la bici deslumbran a los que vienen de frente. Si ves que pueden molestar, apúntalas más al suelo.

Sin embargo, en rutas de campo por sendas, se hace necesario el empleo de otra lámpara de apoyo, que llevaremos en el casco. Es realmente útil, ya que la lámpara frontal del manillar ilumina lo que tienes delante, pero no donde miras. En curvas, salidas o para buscar el camino, se hace necesario poner luz allá donde tienes la vista.

La trasera es una luz que servirá para que te vean, de manera que puede servirte cualquiera que tenga suficiente alcance, aunque sea intermitente.

Por supuesto, no está de más llevar una luz supletoria, por si alguna de las que llevas falla o por si paras para comer algo -así apagas las principales-. Y no olvides llevar baterías de repuesto

NOTA: no planifiques rutas demasiado largas. Recuerda que las baterías tienen una autonomía (de entre 3 y 4 horas normalmente).

2.- Avisa dónde vas

Esto te puede parecer una nimiedad, pero antes de salir de ruta nocturna en bici, es casi un imperativo decir a tus personas cercanas, familiares o amigos, dónde irás y por dónde harás el recorrido.

3.- No es momento de explorar

No te pongas en plan Indiana Jones. Lo de salir de ruta de noche es una experiencia fantástica. Por la noche, todo es muy diferente, incluso conociendo la zona.

Lo aconsejable es hacer rutas que hayas realizado con luz del día, para evitar perderte o despistarte, cosa que puede ocurrir con mucha facilidad por la noche.

De noche, las irregularidades del terreno parecen mucho mayores -a la luz de nuestras lámparas-. Lo mismo pasa con las sensaciones: no nos regulamos igual porque apenas vemos lo que nos queda en una subida, por ejemplo.

Así que no arriesgues sin necesidad y haz recorridos que conozcas. Igualmente, no te excedas en la confianza de que conoces bien el lugar. Adapta al velocidad y sé consecuente con que no tendrás el mismo tiempo de reacción ante un imprevisto -ya sea por el terreno o porque se cruce un animal-.

consejos para salir de ruta nocturna mtb

4.- Mejor acompañad@s

Por todo lo que comentamos en este artículo, además de por diversión: mola más compartir la experiencia, también por seguridad y sentido común, es recomendable salir de ruta nocturna con más gente.

Además, por muy bien que conozcas un sitio, siempre hay probabilidades de perderse, y lo que es peor, de tener un accidente, caída o percance. No descuides nunca tu seguridad en la bici.

No descuides tampoco la presencia de animales, en el campo hay muchas especies que con mucha actividad nocturna: rapaces, conejos, pequeños carnívoros, jabalíes, corzos…

Mejor ir acompañados, porque aunque los animales no te van a atacar, no sabemos cómo pueden reaccionar al ver luces en medio de la oscuridad.No salgas sol@ de ruta nocturna en bici.

5.- Indispensables

Para terminar, añadimos una serie de indispensables, son esas cositas que no podemos dejar en casa y que nos harán las rutas nocturnas en bicicleta mucho más cómodas y seguras.

Es muy aconsejable utilizar GPS. Como decimos, por la noche todo se ve desde otra perspectiva y nos desorientamos con mucha facilidad. Y, la verdad, no mola perderse por el campo en plena noche o tener que pasarla por ahí hasta que salga el sol.

Lleva alguna prenda de abrigo en la mochila, un cortavientos o similar.

Si sales de ruta nocturna por la sierra, es posible que las temperaturas te sorprendan y pases algo de frío.

Ten en cuenta que a la humedad del ambiente en el monte, debes sumar la ausencia de sol -fuente de calor- y el aire que produce el movimiento cuando rodamos. Y sales a disfrutar, no a pasar frío, eh?

En la bici son siempre imprescindibles una gafas, tanto de día como de noche. Para las rutas nocturnas, que no sean de sol, claro. Unas de cristales transparentes te servirán para evitar ramas, polvo y sobre todo insectos, que se acercarán a la luz que lleves en el casco.

Lleva tu teléfono móvil y procura que esté cargado de batería.

Este consejo sirve para la noche y para el día como el anterior: siempre lleva algo de comer. En principio puede que tu ruta nocturna se va a prolongar durante dos horas, pero ¿y si hay imprevistos?

¿Qué llevar? Pues algo de fruta, barritas, geles y consumibles de este tipo, que no abultan mucho y pueden sacarnos de un momento de apuro o necesidad (con el ejercicio nuestro estómago se vacía y es necesario reponer energía con algo de alimento, claro). No olvides el agua, por supuesto.

Por si acaso, mira el pronóstico del tiempo antes de salir. No sea que le de por llover…

Seguro que se te ocurre alguna cosa más que no hay que olvidar o que te ha resultado útil en alguna de tus rutas nocturnas en bici. No te cortes y comenta aquí lo que te parezca oportuno.

Y si no has probado esto de las rutas nocturnas en bici, estás en el momento adecuado para empezar. Las sensaciones son muy diferentes, y cuando te vas adaptando, experimentas una sensación de flotabilidad extraña, como si volaras encima de una bici. Mola mucho!!!

Formas de Venta