La bicicleta en invierno: ¿qué ropa me pongo?

A la mayoría nos gusta la bicicleta, dar un paseo, sentir el airecito en la cara, un poco de sol y diversión. Sin embargo, estamos en la estación del año menos apetecible para este deporte, el invierno. Es verdad que da pereza levantarse un domingo bien temprano con intención de salir en bicicleta, asomarnos a la ventana y ver un día duro de frío, viento, lluvia… No te quedes en casa, aprende a elegir la ropa para salir de ruta en bicicleta en pleno invierno. 

equiparse para el invierno en bicicleta1

Sí, no te vamos a quitar la razón, con buen tiempo se disfruta mucho de la bici. En invierno cuesta mucho más decidirte a preparar los achiperres, pegarte un buen madrugón y plantarte en el punto de salida con algún que otro gradito bajo cero. Pero las ganas de salir están ahí, y ahora más que nunca disponemos de una enorme oferta de prendas específicas para no pasar frío.

Antes de empezar, cabe mencionar que la ropa técnica para montar en bicicleta con frío no es barata, de manera que lo más aconsejable es que vayas haciendo tu equipación poco a poco, en función de cómo seas de frioler@ y de tener localizados tus puntos más débiles con respecto al frío. Por supuesto, también dependerá de tu presupuesto.

[Tweet “Hay zonas de tu cuerpo que tendrás que proteger bien para no pasar frío sobre la bici”]

Vamos a dar un repaso a estos consejos de los pies a la cabeza, para que no dejes ni un solo detalle al azar. Bien sabes que montar en bici (en ruta, ya sea carretera o mtb) es un deporte exigente. Si a esto le sumas el helor del invierno, los rigores de la actividad pueden pasarte factura si no entrenas con la indumentaria adecuada. Hasta el punto de no volver a salir ni un día de frío más. Y esto, amig@s, es un sacrificio excesivo para nosotros, los apasionados de la bicicleta.

En los pies

Como sabes, los pies son  bastante vulnerables al invierno. Se suele decir que “el frío entra por los pies y el calor sale por la cabeza”. De manera que hay determinados puntos clave de tu cuerpo que tienes que proteger especialmente para disfrutar de la bicicleta con frío.

Lo más recomendable es tener unos calcetines térmicos con algún tejido tipo Thermolite o similar. Los más frioleros suelen ponerse un par de calcetines en cada pie. También hay quienes prefieren la lana y hasta quienes se deciden por adquirir calcetines con tratamiento waterproof, es decir, impermeables (el incoveniente, el precio demasiado elevado).que ropa me pongo para montar en bici en invierno

Si eres de l@s que sale cada finde, no te puede faltar en tu equipación unas botas con tejido GoreTex. Son caras, sí, pero son una garantía de aislamiento del pie, lo mantiene seco siempre. Hay muchísimos modelos, pero los más utilizados son los de Northwave, Shimano, Sidi, Mavic o Gaerne.

NOTA: Si tienes previsto comprarte unas, recuerda que sean un número mayor del que sueles utilizar. Si llevas el pie muy justo, tardará poco en enfriarse y no podrás mover tus dedos dentro de la bota para buscar el desentumecimiento.

Si no te puedes permitir comprar unas botas técnicas de este estilo (todas superan los 120 euros), puedes comprar unos cubrebotas para colocarlos sobre tus zapatillas habituales. Te servirán como aislamiento contra el aire principalmente.

En las piernas

Normalmente se utiliza un culotte porque es la prenda que resulta más cómoda para la práctica del ciclismo. En invierno lo recomendable es llevar uno de pata larga y térmico (son esos que llevan una fina y aterciopelada capa interior).

Por supuesto, como en todo complemento para la bicicleta, los hay de muchos tipos. Incluso los hay confeccionados con membrana paraviento. El contrapunto de estos culottes es que son menos elásticos que los de lycra y se va algo menos cómodo, aunque se pasa menos frío con ellos, claro.

En el cuerpo

En realidad no existen prendas que abriguen más o menos, lo que califica una prenda como más o menos cálida depende de su capacidad de retener el calor de nuestro cuerpo. Por eso, la clave fundamental a la hora de vestirte para salir a montar en bicicleta en invierno está en la teoría de las capas. Es decir, es mejor llevar varias prendas finas que una muy gruesa.

Primero por una cuestión obvia, cuanto más gruesa es una prenda, menos libertad de movimientos tienes. Y segundo, ¿qué pasa si tienes calor? Por eso es fundamental llevar varias, por lo menos tres, en función de cómo sea de baja la temperatura ambiente.

Cuando estamos sobre la bici subiendo un puerto, sudamos por mucho frío que haga. Y el sudor en invierno es uno de nuestros mayores enemigos. Si se enfría, lo más probable es que lo pases mal. Por eso es importante poder ponerse o quitarse capas en función de cómo vayas o te sientas. ¿Pero cuáles son estas capas?
capas para salir en bicicleta en invierno

  • Capa interior. Utilizamos una camiseta de manga larga térmica y ajustada al cuerpo. Huye de la ropa de algodón, que tarda mucho en secar, y busca una camiseta técnica de secado rápido y transpirable. No te obsesiones porque todas se mojan al sudar, es decir, totalmente sec@ no irás nunca.
  • Capa intermedia. Según si eres más o menos frioler@, necesitas una prenda térmica que puede ser un maillot de entretiempo (siempre de fibra, nunca algodón) o un forro polar fino. Por supuesto, que sea ajustado, cuanto más ajustada lleves la ropa, menos calor perderá tu cuerpo.
  • Capa exterior. Es la más cara de las tres. Suelen estar confeccionadas con membranas aislantes tipo Gore-Tex, WindStopper, Wind-tex… que transpiran y evacuan el sudor y evitan la entrada de aire. Hay chaquetas de todas las marcas y colores, todo dependerá de tu presupuesto, claro.

[Tweet “En invierno, sobre la #bicicleta, uno de nuestros mayores enemigos es el sudor cuando se enfría”]

Es muy aconsejable llevar en la mochila alguna prenda más. Desde un chaleco con membrana cortavientos, hasta una chaquetilla seca por si se hace necesaria una prenda más o cambiar alguna que lleves muy mojada de sudor.

NOTA: Por supuesto, no te puede faltar llevar guardado un chubasquero, que aunque no es una prenda muy funcional, ya que no transpira (puedes pasarlo muy mal sudando a chorros dentro del chubasquero, hasta la deshidratación), es útil en caso de alguna bajada que te podría dejar helado si no te lo pones. Te servirá como aislante en ese momento. Además, en la sierra te puede sorprender un chaparrón o esa lluvia fina que al final te cala hasta el tuétano.

guantes para montar en bici en inviernoEn las manos

Como decíamos antes, el frío entra por los pies y por las manos. Por lo tanto, son esas dos partes del cuerpo más susceptibles de enfriarse antes. Ya sabes, si tienes los pies y las manos frías, vas a tener frío.

Aunque cuando se habla de guantes de ciclismo todo el mundo piensa en los mitones (guantes sin dedos), en el mercado hay una amplísima gama de guantes de invierno para montar en bicicleta. La mayoría se fabrican con membrana cortavientos.

Igualmente, son transpirables y en algunos casos impermeables (dependerá de la pasta que quieras gastar). Si eres de tener las manos gélidas siempre, quizá te venga bien usar guantes de esquí con Gore-Tex. Eso sí, procura probártelos antes de comprar, ya que al ser mucho más gruesos, luego se pierde tacto con las manetas de la bici.

En la cabeza

Primero el cuello. Normalmente, casi todos los bikers utilizan una braga tipo buff para tapar la garganta, y subirla o bajarla en función del frío de la mañana. Hay gente a la que le agobia la braga y no la utiliza, pero suele resultar práctica si el día está muy frío.

Haga o no sol, las gafas no te las puedes dejar en casa. Con el viento helado dándote en la cara, tus ojos lagrimean, es mejor protegerlos. Usa gafas de cristal transparente (si hace sol puedes poner cristales tintados), te quitan aire y te protegen de la lluvia, si hay, o del barro y las piedrecitas que saltan de tu rueda o de las de tus compañeros de ruta.

Un sotocasco es una especie de gorro fino que suele utilizarse para tapar la cabeza y las orejas. También hay unas bandas térmicas a modo de orejeras que te quitarán el aire y el frío de esta parte del cuerpo tan sensible. Esto, como ya imaginas, va debajo del casco.

Por supuesto, nunca salgas en bicicleta sin llevar una de las piezas clave del ciclismo: el casco.

Es verdad que todo esto supone un desembolso importante, pero para disfrutar de la bici en invierno es importante protegerse. Una mala experiencia encima de la bicicleta puede suponer un antes y un después en tu afición.

Si te ha parecido interesante el artículo o útil, estaría genial que lo compartieras con tus amigos de ruta y conocidos. Y, por supuesto, si tienes dudas o necesitas algún complemento, no dudes en contactar con nosotros. Te ayudaremos encantados.

Formas de Venta