5 consejos para montar en bici en verano

Hace unos días, el calendario anunciaba que hemos cambiado de estación. Estamos en verano, quizá el momento del año en que más actividad al aire libre tenemos. Los días son más largos, llegan las vacaciones y, bueno, también hay que ponerse en forma para lucirse en ropa de baño. Antes de lanzarte a salir de ruta, echa un vistazo a este post, donde te dejamos 5 consejos para montar en bici en verano. 

consejos para salir en bici en verano

Hace nada estábamos hablando de la ropa que debemos llevar en jornadas de bici con mucho frío. Ya ves, estábamos en pleno invierno. Y así, como el que no quiere la cosa, nos hemos plantado de lleno en el verano, sí, la famosa estación del año que ofrece el clima ideal para montar en bici.

Ya conocéis ese dicho -con el que nunca estaremos de acuerdo-: “las bicicletas son para el verano”. No es así desde nuestro punto de vista, claro, pero bien es verdad que esta época del año es cuando más gente en bici se ve por la calle, el campo o las carreteras. Indiscutiblemente, hay más ‘ciclistas’.

Vaya, el veranito nos anima a salir con la bici. Nos motiva el buen tiempo y perdemos la noción de lo que debemos tener en cuenta, esas cosas fundamentales que nos harán la ruta o el paseo más amable.

[Tweet “Montar en bici en verano mola, pero ojo, porque también puedes pasarlo muy mal si no vas preparad@”]

También puede que elijas malas horas para tus salidas, recorridos tórridos, sin sombra ni puntos de agua, o que simplemente pienses que vale con un pantalón corto y una camiseta y hale, a tirar millas…

Si quieres practicar ciclismo, si te apetece salir de ruta o excursión, si vas a carrilear o rodar por carretera, o simplemente vas al parque, el campo o a tu pueblo a pedalear ahora en verano, no está de más que eches un vistazo a estos 5 consejos que pueden hacer que tus ‘escarceos’ bicicleteros tengan siempre un final feliz… Porque chic@s, el calor está bien, pero ojito, que también puede hacértelo pasar muy muy mal.

1.- Hidrátate correctamente

Muchas veces, sobre todo la gente que empieza en esto de montar en bici, suele llevar únicamente un bidón de agua, o incluso nada. Sin embargo, el agua es uno de los imprescindibles, especialmente en los días del estío, cuando aprieta bien el calor.

Hidratarse es uno de los puntos clave en esta época del año, y hay que hacerlo con frecuencia mientras pedaleamos, ya que transpiramos mucho más y vamos perdiendo a través del sudor electrolitos y sales minerales necesarias para el perfecto funcionamiento de nuestro organismo.

[Tweet “Cuando sales en bici, no esperes a tener sed, es un síntoma de deshidratación. Bebe con frecuencia”]

Esto no significa que tengas que ir empapad@ en agua, no. Tienes que beber cada cierto tiempo, a tragos pequeños, para evitar la deshidratación. Deshidratarse puede traer consecuencias físicas que te pasarán factura y se traduce en una malísima experiencia.

Si estás en la montaña, es posible que la temperatura sea más fresca por el aire. No sudas tanto, ¿verdad? pues no te confíes.

consejos para pedalear en verano

¿Por qué hay que hidratarse?

Ayuda a regular la temperatura de tu cuerpo. Cuando pedaleas al sol, o con altas temeperaturas, el cuerpo tiene que evacuar más calor, y necesita refrigerarse para evitar la fatiga.

El agua lleva electrolitos, que iremos perdiendo a través de la sudoración. Es importante mantener el nivel de ellos en la sangre. Además, gracias a ello evitarás posibles calambres en tus músculos.

Si no te vas hidratando constantemente, irás sintiendo más y más debilidad. Ojo a los riesgos en tu salud por deshidratación.

Regula tu organismo y lubrica tus articulaciones.

Es verdad que las mochilas dan calor, pero es uno de los complementos idóneos para salir de ruta. Es aconsejable tener una mochila con membrana para el agua. En caso de que lleves bidón, procura poner al menos dos soportes para llevar un par de ellos en tus salidas.

CONSEJO: nosotros usamos mochilas con depósito de hasta tres litros. Antes de cada salida, llena un tercio de tu membrana de agua y congélala. Al día siguiente rellena el resto con agua corriente. Durará más tiempo fresca, pero ojo, esto servirá para que bebas con más ganas. Procura dosificar tus tragos por si surgen imprevistos que prolonguen la salida en bici.

2.- Protégete del sol para montar en bici en verano

A veces, cuando salimos, no contamos con que el sol va a apretar fuerte y encima de la bici no siempre vamos por la sombra. Hasta la bici quema, imagina tu cabeza debajo del casco o tu piel.

Por eso es fundamental plantear tus rutas por lugares con arboledas y zonas menos calurosas y elevadas como la sierra.

Sea como sea, sabemos que no vas a estar horas tumbad@ tomando el sol, y aunque estés en movimiento y bajo los árboles, los rayos del sol llegarán hasta tu piel, por eso debes protegerla.

consejos para salir en bici en verano

Antes de cada salida en bici (salvo que hagas rutas nocturnas), ponte crema con protección solar. Como la ruta se puede prolongar, es aconsejable llevarla siempre a mano. Aquí no hay que priorizar la cuestión estética de estar más o menos moren@, se trata de evitar problemas mayores. Ponte crema protectora, que siempre se nos olvida!!!

3.- La ropa y el calzado

En esto del ciclismo, como sabes, hay una inmensa oferta tanto en modalidades, como en bicicletas para ello y complementos.

Como no puede ser de otro modo, si quieres optimizar al máximo tus salidas, no puedes usar la misma ropa y calzado que empleas en otras actividades, así como tampoco puedes usar tus ‘achiperres’ de invierno. ¿Te imaginas ir con tus botas de goretex en pleno verano?

¿Qué recomendamos?

Usa calcetines más finos y de mayor transpiración. Ahora existen infinidad de tejidos transpirables tipo coolmax y similares, que mantendrán tus pies ventilados y secan más rápidamente.

Las zapatillas. Es ideal tener zapatillas bien ventiladas, con rejillas por la mayor superficie del empeine y laterales (si es posible). Como sabes, hay cientos de modelos entre los que elegir. Con velcros, con cierres micrométricos, cierres boa…

En materia de cascos, ya os contamos en otro artículo de Biciclaje unas pautas a la hora de elegir el que más se adecue a tu actividad y a tus necesidades. Echa un vistazo aquí para salir de dudas y acertar en la elección de tu casco para montar en bici.bicicleta y verano

Como siempre, nunca dejes de llevar gafas, aunque salgas por la noche. Gafas de sol para el día, por supuesto. Evitarás que entre tierra, polvo o insectos en tus ojos. Las gafas son más un complemento de seguridad, aunque también hay que contar con el factor ‘protección contra el sol’.

Guantes. Igualmente, hay cientos de tipos y modelos. Nuestro consejo es que uses guantes largos, pero de verano. Es decir, guantes confeccionados con materiales livianos, transpirables y muy ventilados.

Recuerda que cuando te vas al suelo, lo primero que pones para salvar la caída son las manos. Si las llevas totalmente cubiertas, evitarás cortes, heridas y lesiones provocadas por la abrasión del suelo, la arena, las piedras o el piso por el que ruedes.

La ropa. Lo ideal es llevar ropa técnica de ciclismo. Realmente puedes ir como te parezca, pero es aconsejable usar prendas específicas. El algodón no es lo más aconsejable.

Cuando rompas a sudar, el tejido se empapará y el algodón tarda mucho más en secar que las fibras con que se confecciona la ropa de ciclismo.

Puedes prestar más o menos atención al color de la ropa. Recuerda que los colores oscuros absorben más la luz del sol, y con ello subirá la temperatura de tu cuerpo más rápidamente.

4.- Cambia las cubiertas 

Como ya dijimos en su día, no hay cubiertas ideales para todo tipo de terrenos y actividades. En caso de las bicis de montaña, las opciones son múltiples.

Echa un vistazo a este artículo sobre cubiertas para elegir las que mejor te vengan en función del tipo de rutas que hagas y el terreno por el que ruedes.

CONSEJO: para verano, busca unas cubiertas más apropiadas a terrenos secos, arenosos y que sean más rodadoras. Es decir, gomas con tacos más apretados y pequeños. Es un consejo general para mtb.

5.- No descuides el mantenimiento de tu bici

Aunque en verano parece que no hace falta hacer la mitad de las cosas que hacemos durante el invierno para mantener nuestras bicis, no te confíes.

Es verdad que la bici no se llenará de barro, o de agua de lluvia, pero la tierra seca la cubrirá de polvo. Las partículas son muy pequeñas e irán penetrando por todas partes: en la transmisión, la cadena, los cables y fundas… Es por eso que conviene desengrasar, limpiar y engrasarla con más frecuencia que en otras estaciones del año.

Y si vas a hacer un viaje con tu bici, te vas de finde completo rutero, o vas de vacaciones con ella -tu amada bici-, no está de más que hagas una revisión de todos sus puntos principales. ¡El taller de Biciclaje no descansa en verano! 

Formas de Venta