Cómo transportar tu bici en el coche de forma legal y segura

Cada fin de semana, una horda de ciclistas y aficionados de la bici prepara sus ‘bártulos’ para sus salidas y rutas. A primera hora de la mañana, sobre todo cuando empieza el buen tiempo, cargamos nuestras cosas, nuestras ilusiones y ganas en nuestros coches para acercarnos al punto de encuentro. También llevamos la bici, claro, pero ¿sabes cómo es la manera de hacer de forma legal y segura? 

formas-de-transportar-la-bici-en-el-coche-de-manera-segura-y-legal

Después de muchos años haciéndolo, hemos vivido todo tipo de experiencias, que en Biciclaje hemos probado todas las maneras, y en muchas ocasiones nos hemos llevado más de un susto-disgusto y algún que otro incidente, sobre todo en materia de multas.

Precisamente por esto, os vamos a contar qué maneras hay de transportar nuestras bicicletas en el coche de forma segura y legal y vamos a detallas qué ventajas e inconvenientes ofrece cada opción para que tú mism@ elijas qué es lo que más te interesa y conviene.

Dentro del maletero

Una de las opciones más frecuente es la de meter la bici dentro del coche. Como sabes, según la ley, los coches (los utilitarios) no son vehículos de transporte de mercancía, por lo que no puedes llevar la carga (bicicleta y complementos) dentro como si tal cosa.

En cualquier caso, como decimos, es una de las formas más habituales de llevar la bici. Si tienes un coche grande, se puede guardar en el maletero desmontando ambas ruedas, o sólo una.

Sin embargo, si tu coche es más pequeño, tendrás que abatir los asientos, con lo que la carga irá dentro del habitáculo y esto puede suponer un problema en caso de colisión.

Para evitar incidentes, la norma dice que debes asegurar la bicicleta con una cuerda que no sea elástica (no sirven los pulpos) y fijarla a los anclajes interiores del coche. No sería la primera vez que vemos a la Guardia Civil apostada tras alguna rotonda esperando a que vayan llegando los ciclistas menos informados (o más pasotas) que incumplen lo establecido.

[Tweet “En el maletero debes asegurar la #bici con una cuerda no elástica y fijarla a los anclajes del coche.”]

Por supuesto, sobra decir que si transportas la bici dentro del coche, tienes que aplicar el sentido común, es decir, la bici no tiene que dificultar la conducción (que no te vaya dando la rueda en la nuca), y no debe restar visibilidad cuando utilices el retrovisor interior.

Ventajas

Es la solución más barata y quizá la más “segura” cuando dejas el coche con la bici en la calle un rato, aunque eso no limita la necesidad de los cacos de limpiarte el coche aunque sea rompiendo una ventana.

Además, es la forma en que no alterarás la aerodinámica de tu coche, la bici va dentro, y con ello el consumo en gasolina del desplazamiento.

Inconvenientes

Supone un engorro, ya que tienes que abatir asientos, desmontar ruedas y buscar las formas para encajar las bicis y anclarlas sin que suponga un riesgo.

Además, limitas el espacio de tu coche a las plazas delanteras, ya que el maletero y los asientos traseros están ocupados.

Portabicicletas de techo

Los hay de diferentes tipos y es uno de los dispositivos de transporte de bicicletas más económico.

Para usarlo, necesitamos tener instalado en el coche unas barras portaequipaje, una baca. Si las tenemos, es de las opciones más baratas,
si no, la nueva instalación aumentará considerablemente el coste.

Como decimos, los hay de dos tipos:

a. El que que apoya la bici sobre una especie de rail y fija la bicicleta entera (sin desmontar ruedas) sujetándola por el cuadro a través de unos brazos. Debes proteger los puntos de contacto para no arañar el cuadro de tu bicicleta.

b. El que necesita que quitemos la rueda delantera para sujetarla en las puntas de la horquilla. La rueda trasera irá sujeta con una cincha o correa.

portabicicletas de techo para coche

Ventajas 

Una de sus ventajas es que deja libre completamente el interior del vehículo. Y además, permite dejar el sistema montado en el coche, incluso si no sales con la bici.

Por supuesto, el precio es otra de las ventajas -salvo que tengas que comprar e instalar también la baca-.

Según el coche, puedes montar hasta cuatro bicis y son adaptables a cualquier modelo.

Inconvenientes

Aquí hay varios puntos flacos a tener en cuenta. Para empezar, es una lata tener que subir la bici encima del techo, muchas veces es un trabajazo, sobre todo si tienes un coche alto tipo todoterreno. No será la primera vez que algún compañero lleva dentro de su coche una banqueta para ayudarse a subir la bici.

Ahora sí, llevar la bici en el techo del coche influye en la aerodinámica, ya que la bici ofrece rozamiento en la marcha y se ensucia (sobre todo en tiempo caluroso con los insectos).

Otra cosa más, por experiencia… ten en cuenta que no puedes olvidar que llevas ahí la bicicleta, sobre todo si vas a alguna gasolinera con gálibos de altura o vas a entrar en algún garaje.

NOTA: si tu coche es muy pequeño y la bicicleta sobresale por detrás, tendrás que señalizarlo convenientemente como indica la normativa. 

Portabicicletas de portón

También es uno de los más vistos en nuestras carreteras por su precio y por las ventajas que ofrece en cuanto a comodidad, aunque ojo con las desventajas.

Permiten transportar entre 2 y 4 bicicletas que se apoyan sobre una plataforma con barras y soportes que se ancla al vehículo con unas cinchas.

Se trata de una buena opción en caso de desplazamientos puntuales, pero si eres de l@s que sale mucho, quizá no te compense por lo aparatoso de su montaje. Hasta que te acostumbras, claro, que luego es “coser y cantar”.

portabicicletas de porton

Ventajas

En general tienen un buen precio y una vez instalado, las bicicletas son fáciles de colocar sin demasiados esfuerzos. Una vez que lo hemos desmontado, no ocupan demasiado espacio, ya que son plegables.

Inconvenientes

Hay que ponerlos y quitarlos constantemente. Cuando llegas al punto de encuentro, conviene desmontarlo y guardarlo en el maletero del coche, en previsión de que le pueda tentar a alguien de ‘manos largas’.

Una vez montadas las bicis, puede obstaculizar la visibilidad de la matrícula y las luces de posición, frenado, intermitentes y marcha atrás, lo que supone un serio inconveniente con la norma establecida.

Cuando transportamos varias bicicletas, están expuestas a rozarse entre ellas, así que ojo, porque puedes llevar las bicis llenas de arañazos o golpecitos.

señal_panel_V20También reduce la visión a través del espejo interior y una vez cargadas las bicicletas, no podrás abrir el portón del coche si necesitas acceder al maletero.

NOTA: Según la ley, las bicicletas no pueden sobrepasar el ancho del vehículo (incluidos los retrovisores). Ahora que usamos bicis con ruedas mucho más grandes, esto es un problema añadido. Esto se traduce en que habría que instalar pilotos y matrícula auxiliares, además de una placa V20 (la de franjas rojas y blancas). Si no, la multa puede llegar hasta los 200 euros. 

Portabicicletas de “bola”

Es verdad que es la solución más cara, pero también es la más segura y cómoda. Como sabes, para tener un portabicicletas de este tipo, necesitas instalar en el coche la típica bola de remolque, en la que se anclará el dispositivo.

Se trata de una especie de plataforma que incluye pilotos y espacio para la matrícula (en la mayoría de los que existe en el mercado), donde las bicicletas se sujetan en unos carriles y se fijan con correas y pinzas específicas. Por supuesto, los hay de diferentes precios en función del acabado y de lo que ofrecen en cuanto a montaje y dispositivos de visibilidad.

A la hora de comprar uno de estos, ten en cuenta qué tipo de conexión eléctrica tiene tu coche para no llevarnos sorpresas desagradables a la hora de conectar los pilotos. 

portabicicletas de bola

Ventajas

Como decimos, es el sistema más cómodo para montar las bicicletas. No interfiere en la aerodinámica del coche. Además, deja completamente libre el maletero y permite abrir el portón, incluso con las bicicletas montadas para su transporte.

Desde luego, si vas a salir cada finde con tu bici, es una inversión muy rentable por práctica, cómoda y adecuada a la normativa de tráfico.

Inconvenientes 

Es cierto que la instalación de la bola supone un coste adicional elevado, que se amortiza pronto si te desplazas con mucha frecuencia con tu bici en el coche.

Otras de las desventajas es que hay que desmontarlo cuando no se usa, ya que abulta bastante y luego hay que buscar un sitio en el que poder guardarlo.

Debes prestar mucha atención y recordar que llevas ahí detrás las bicicletas, sobre todo cuando des marcha atrás o circules por sitios más angostos al girar. También vas a necesitar una placa V-20.

Si quieres saber más sobre las opciones de traslado de las bicicletas pasa por Biciclaje y te enseñaremos distintos modelos. Nosotros trabajamos con marcas como ThuleTowCar o Atera. Estaremos encantados de aconsejarte y ayudarte a que transportes tus bicis de forma segura y legal.

Formas de Venta