Las calas, aprende a colocarlas en tus zapatillas de ciclismo

Cuando practicas algún deporte, el que sea, y vas adentrándote en el mundillo, parece que afloran las necesidades de material y complementos de todo tipo, especialmente en materia de calzado. En el ciclismo también pasa, por supuesto. Y aunque en algunas modalidades no se utilizan (como en Trial, BMX o alguna modalidad urban), tener un calzado específico para montar en bici es algo muy frecuente.  Te contamos una clave básica: aprende a colocar las calas en tus zapatillas de ciclismo. 

Como-colocar-las-calas-en-las-zapatillas-automaticas

Si la mayoría de las personas que montan en bici de forma habitual utilizan zapatillas automáticas (se llaman así), no es un capricho, ni una pretensión de imitar a los profesionales de este deporte. Hay unas cuantas razones de peso para que se haya extendido y popularizado la utilización de este calzado.

Para qué sirve el calzado específico de bicicleta

Sobre la bici, llevamos fundamentalmente tres puntos de contacto, las manos en el manillar, el culo sobre el sillín y los pies en los pedales. La mayor parte del peso de nuestro cuerpo se distribuye entre estos dos últimos, y son los pies los que más presión reciben cuando salimos de ruta.

Precisamente por ello, es importante que siempre tengamos el mismo punto de anclaje como referencia para distribuir correctamente la fuerza que ejercemos en cada pedalada. Por esta razón, las zapatillas automáticas se fabrican sobre suelas rígidas.

La suela rígida hace que todo el peso de tu cuerpo se distribuya de forma homogénea cuando estás pedaleando, aunque en realidad apoyemos un tercio de la planta del pie sobre el pedal.

[Tweet “La suela rígida distribuye el peso de tu cuerpo de forma homogénea cuando #pedaleas”]

Con cualquier otro calzado, la suela flexiona y recibes todo el peso de tu cuerpo en la zona de contacto del pie con el pedal (que normalmente suele coincidir con la zona del metatarso (la almohadilla del pie). Con esto pierdes eficiencia en la pedalada y además pueden empezar a aparecer ciertas molestias.

Mejor tener unas zapatillas automáticas, sácale todo el rendimiento a tus salidas en bici. Eso sí, hay una cuestión fundamental antes de empezar a utilizar este calzado, tienes que montar las calas correctamente para evitar lesiones y sacarle el máximo partido a tus entrenamientos.

calas y pedales para ciclismoCómo colocar las calas

Como sabes, hay diferentes tipos de pedales y calas para cada uno de ellos (tanto para montaña como para carretera), y aunque hay variables que puedes ajustar con mayor precisión según el pedal, las calas suelen seguir la misma pauta para colocarse en la zapatilla.

Las calas se colocan en función de tres parámetros, el primero de ellos es el más importante, y según la colocación de la cala, irás más o menos cómod@. En seguida te darás cuenta de si las has colocado correctamente.

 

NOTA: existen en el mercado los posicionadores de calas para ajustarlas de la manera más profesional y precisa.

1. Adelantar o atrasar la cala

Es lo que se conoce como ajuste anteroposterior. Para ello, tenemos que tratar de buscar el punto adecuado donde irá el pedal, el sitio donde apoyaremos el pie.

  • Buscamos como referencia dos puntos, el primer metatarso y el quinto, es decir, el punto donde empiezan los dedos del pie (lo que se conoce como juanete en el dedo gordo y su opuesto en el dedo pequeño). Y marcaremos en la zapatilla (usa un esparadrapo para no pintarla) ambos puntos con un rotulador.
  • Con esto tendremos una línea imaginaria entre ambos puntos (el dedo gordo siempre está un poco más adelantado).
  • Después, trata de trazar una línea perpendicular a esta, que cruce desde la puntera hasta el talón por el centro de la suela. El punto de encuentro entre ambas formará una cruz, y ese punto será el lugar donde tendrás que colocar la cala.
  • Pon la cala en ese punto y aprieta los tornillos ligeramente (es recomendable engrasarlos).el-eje-del-pedal-debe-pasar-entre-la-cabeza-del-primer-y-el-quinto-metatarsianos

2. Ajustar a izquierda o derecha

Es el ajuste lateral. Una vez sobrepuesta la cala, tienes que tratar de colocarla en el punto correcto según tu forma de pedalear.

Si cuando pedaleas, las rodillas tienden a meterse hacia el cuadro, lleva la cala hacia el exterior para acercar el pie a la biela. Si las rodillas se abren cuando pedaleamos, tendremos que corregir ajustando la cala hacia la izquierda, hacia el cuadro de la bici.

3. Ajustar la rotación

Ojo con girar demasiado la cala hacia un lado u otro. Una modificación de la rotación puede suponer un gran cambio, tanto para bien como para mal.

Con este último ajuste, podremos orientar la cala. En realidad es un ajuste importante, pero como la mayoría de pedales (especialmente los de montaña) dan bastantes grados de movimiento, tampoco conviene volverse loc@. La mayoría de las veces vamos cómodos colocando la punta de la cala en línea con el centro de la zapatilla. colocar las calas en las zapatillas de bicicleta

Sin embargo, hay gente que necesita cambiar la rotación y ajustarla a su manera de pedalear, ya que cada persona es diferente. Incluso cada pie. Por eso hay que buscar una posición natural que te sea lo más cómoda posible.

Una vez colocadas ambas calas, debemos apretar los tornillos con la llave allen alternando la presión, es decir, apretamos uno y otro sucesivamente con giros de 1/5 de vuelta cada vez. No apretamos primero uno y luego el otro.

NOTA: si llevas suelas de carbono, hay quien recomienda pegar un trozo de cinta americana o similar en el punto donde morderá la cala la suela, así evitarás un desgarro del material.

Como decimos, una vez que hayas colocado las calas, súbete a la bici y prueba. Si sientes molestias, vas incómod@ o sientes que algo no está bien, analízalo y trata de encontrar la clave variando la posición de la cala para pedalear con eficiencia.

Por supuesto, si buscas zapatillas, pedales y calas, nosotros te invitamos a pasar por nuestra tienda para informarte y asesorarte en lo que necesites.  Estaremos encantados de poder ayudarte.

Formas de Venta